Lean Bim Construction

El blog lean de la construcción

Que no es 5DBIM y que si es 5DBIM

Supongo que la gente que ha tenido la fortuna de trabajar en buenas constructoras se muerden la lengua cuando oyen hablar del 5DBIM en España. A mi me pasa a menudo.

Parece como si el BIM te lo soluciona todo, te planifica la obra antes de empezar y te integra los costes en la fase de diseño.

Y eso es lo que se hace desde el inicio en cualquier constructora seria. No es por casualidad que la industria de la construcción española (constructoras e ingenierías) están haciendo megaproyectos por todo el mundo. La formación superior en España en ingeniería y arquitectura siempre ha sido de primer nivel. No te has pasado ocho años en la universidad haciendo el vago.

Si el jefe de obra sabe, antes de empezar la obra ya tiene hecha su previsión de costes y resultado mensual mes a mes. Y para ello debes realizar previamente una buena planificación técnica.

Comparar el modelo “virtual” económico con el real es algo que se debería hacer con la obra avanzando mes a mes y con tu presto, hoja de excel u otro programa.

Por lo tanto, si un despacho de arquitectura esta integrando el presupuesto en el modelo BIM es una pérdida de tiempo. Es DESPILFARRO en terminología Lean. No es 5DBIM. No aporta nada. Se integrarán los precios de unidades de obra en el modelo BIM para una posterior certificación que no está pensada ni en la secuencia de las actividades en obra ni en su vínculo al modelo BIM. Los presupuestos cogen partidas de obras basadas en bases de precios y en procesos Design-Bid-Build. Con esta tipología de gestión de proyectos el BIM ayuda pero no se aprovecha su máximo potencial. Para sacarle más partido al BIM, la constructora debe participar en el diseño y facilitar el trabajo a los arquitectos, que son los diseñadores y los que tienen capacidad creativa.

Si la constructora participa en el diseño y se utiliza BIM; como se diseña pensando en la construcción, si que puedes realizar un presupuesto por partidas acorde a las diferentes operaciones constructivas. Un ejemplo: si una partida de un presupuesto es excavación y colocación de tubería de PVC con relleno y compactación de zanja; en función de los metros lineales de zanja y el % económico de esta operación respecto al total, si conviene separarla en varios conceptos. No hay un criterio único. Y la decisión para hacer el modelo y el desglose presupuestario es de la constructora, que es quién sabe de gestión económica.

Entonces… que sí es 5DBIM

Si trabajamos con contratos IPD o con contratos Proyecto y Obra y el constructor y arquitecto o ingeniero colaboran conjuntamente en el proyecto de ejecución, si que podemos plantearnos hacer el 5D. Podemos integrar el presupuesto y las certificaciones mensuales al modelo BIM. Por esta razón los únicos que hacen 5DBIM en Europa son los finlandeses. Llevan ya unos cuantos años trabajando con esta tipología de contratos. Quizás también alguna constructora inglesa. Además gestionan muchos proyectos con diagramas espacio-tiempo y Vico, facilitando el 5DBIM y la eficiencia en el proyecto, si es de aplicación. Ver artículo.

En estos proyectos y aplicando 5DBIM, Solibri es fundamental. No puedes aventurarte a predecir un resultado y unas certificaciones mensuales (prerequisitos para proyectos financiados por bancos) si el modelo BIM tiene errores. Además mes a mes, con el modelo virtual realizado, puedes hacer tu certificación directa con Solibri independientemente de la plataforma utilizada en el diseño; puesto que trabaja con ficheros IFC. Todas las funciones o características de la función Cost-it de Presto con Revit; Solibri lo hace con cualquier modelo BIM independiente de la plataforma y lo vuelca a Excel.

Y evidentemente aventurarse a integrar  costes al modelo BIM, cuando la constructora no hace previsiones de certificaciones y costes futuros como norma interna, es como empezar la casa por el tejado. Primero tendrá que aprender a hacer su modelización económica en excel u otro programa.

Ciudad Justicia Cordoba

Un ejemplo reciente y actual de la exportación directa de las mediciones del modelo BIM es la Ciudad de la Justicia de Cordoba. Según el último journal del BUilding Smart, en un artículo publicado por el arquitecto Miguel Angel Egea, el 82% del presupuesto sale de forma automática de las mediciones del modelo BIM.

Hace unos años me pasó un sentimiento parecido. Estuve viendo unas slides de una constructora internacional en un congreso del Lean Construction Institute. Lo llamaban “Lean y Six Sigma en el movimiento de tierras”. Es lo que yo hacía en el 2001 y no lo llamábamos así. Aunque nos vendan el Lean y el Bim no significa que ingleses o americanos sean mejor gestores o constructores.

LO QUE NO SE MIDE NO SE PUEDE CONTROLAR,

LO QUE NO SE CONTROLA NO SE PUEDE MEJORAR,

PARA MEJORAR HAY QUE CONTROLAR,

PARA CONTROLAR HAY QUE MEDIR 

Kaoru Ishikawa, padre de la calidad en la industria japonesa

 

Previous

Infraestructuras y el Bim

Next

Los dos grandes despilfarros de la construcción en España

2 Comments

  1. La reflexión me parece muy acertada. Lo que si que se observa, es que el Proyectista tiene su “modelo” óptimo, y la constructora tiene otro modelo óptimo. Luego en términos de enlazarlo a un BIM 5D, y programa de presupuestos cada uno tiene su lenguaje. El modelo del proyectista no le sirve tanto al constructor.
    Quizá, y teniendo en cuenta lo que pasa en Finlandia, la buena integración se conseguirá cuando aquí se tengan contratos integrados tipo Design-Bild, o integrated project Delivery, y la constructora participe en la fase de proyectos, diciendo que modelo les será más útil.
    Creo que todo ello, va en la misma linea. Si no tenemos un BEP, hecho por personas maduras que entienden la relación y la necesidad de como tiene que estar la organizada la información la cosa no funcionará. Es necesario, que los propietarios, estén asesorados, y que dicten sus necesidades, para que todos los agentes vayan alineados (si no cada uno, hace lo que más le conviene a él), y no a su cliente.
    Otra cosa que veo, es que en nuestro país tenemos la tradición, a diferencia de otros estados, de usar programas de presupuestos con muchos bancos de precios y partidas, y un formato común de intercambio el .bc3. Este .bc3, siempre ha estado muy orientado a una de las fases: el proyecto. En muchos casos, las constructoras solo lo utilizan para su relación contractual ( emitir las certificaciones), o bien para las certificaciones de sus subcontratistas. La tendencia a usar los programas de este tipo está ahí. Es más diría yo, que la gran mayoría de los agentes creemos en su utilidad, ya que nos hemos acostrumbrado.
    Para previsiones de costes mensuales, siempre hemos tirado de excel, ( y en algunos casos, tirando de MS Project), para ver si tenemos algún punto oscuro de la obra, que precise de liquidez extra (en el caso de las UTE es más que una necesidad). Las previsiones de costes suelen ser las que realizamos de forma más “manual” y consciente.
    En los casos que tengamos que realizar unas previsiones de costes, si ya tenemos unos contratos con los industriales medianamente aceptables, y con las mediciones y conceptos claros, y una planificación orientativa. Hacemos la lectura correcta, y lo plasmamos en un excel.
    Creo que nos queda un larguísimo camino para avanzar, pero para que todos vayamos alineados, es necesario que las propiedades estén a la orden del día. Que pidan proyectos IPD, y que tengan un BEP maduro y potente

  2. Marc

    Gracias Agustí por apoyar el post e incluir el BEP. Es clave empezar bien desde el principio y el BEP ayuda a ordenar ideas y planteamientos. Dos aspectos a tener en cuenta:

    1. En los IPD no sólo se contemplan los requerimientos del promotor, es muy valioso contemplar también cuales son los objetivos del resto de agentes que participan en esta tipología de contratos, normalmente constructor y arquitecto. Y crear una metodología de seguimiento de estos valores. Es lo que hace por ejemplo Paulo Napolitano en los proyectos IPD de Herrero Contractor.

    2. El BEP es solo el inicio, lo importante es pasar a la acción. Los planes no sirven de nada sino se ejecutan. La “D” del círculo de Deming: PDCA (Plan-Do-Check-Act). Esto es la clave de todo: la mejora continua.

Leave a Reply

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén