Lean Bim Construction

El blog lean de la construcción

Post 500

Hoy estoy de celebración y lo voy a hacer de la mejor forma. Es decir, con un gran post. El blog ya ha sobrepasado los 500 suscriptores.

No es de Bim, no es de construcción y no es de lean. Aunque sí de eficiencia y productividad a nivel personal.

Pero para mi es el post más importante que he escrito hasta la fecha. Por la trascendencia que ha tenido en mi vida y lo que hay detrás.

Cuando tenía 27 años debajo de un árbol y al lado de un río escribí una carta a una amiga que después resultó ser mi esposa y madre de mis hijos. En esa carta decía que de mayor quería escribir un libro. Y de ética.

Desde los 18 años, a raíz de un acontecimiento personal, empecé a escribir. Hasta la fecha. Y en esa época tenía muy fresco en mi mente el desarrollo personal, la felicidad y todas esas cosas de tertulia de bar o de sobremesa.

No sé si fue a raíz de eso, pero se provocó en mi interior un deseo de búsqueda de principios de saber vivir. Por qué ha durado mucho tiempo y aún  continúa. Aunque desde el año pasado se detuvo y se quedó en tres puntos.

Estos tres puntos serían corroborados hoy en día por los fundadores de las diferentes religiones, los neurólogos que estudian el cerebro humano, los estudiosos de la psicología positiva, los físicos cuánticos, etc…

1. Primero de todo debes hacerte la siguiente pregunta: ¿Quién soy yo? Sentir que vislumbras esa respuesta es liberador. Además se produce un cambio de paradigma y se genera un hábito nuevo.

2. Debes escribir tu misión vital. Puede ser también que tengas una misión profesional o estén ligadas de alguna forma. No pasa nada. En mi caso la misión fue anterior al primer paso. Y no la he cambiado desde hace siete años. Y para cumplirla debes ejercitar la actitud.

3. Pero además hace falta un tercer aspecto: el discernimiento. Es básico saber tomar las decisiones adecuadas para cumplir tu misión. Y hay que practicarlo diariamente. Es un hábito también.  Para ello la capacidad analítica (el neocortex) es fundamental. La capacidad de discernir siempre la he encontrado parecida con el lean, con el concepto de aportar valor y reducir lo que no lo aporta. Como paso previo al discernimiento está la observación consciente (ecuánime). Hay que practicarla frecuentemente.

La objetividad, la ecuanimidad y la libertad interior del que abandona el apego a resultados particulares, posibilitan la capacidad de atención global a las condiciones requeridas por una determinada situación, y, por ello, la respuesta activa adecuada brotará con menor distorsión y obstáculo y será máximamente eficaz”.      La sabiduría de la no-dualidad, Monica Cavallé

 

Previous

Retos para implementar Last Planner System

Next

Dalux

3 Comments

  1. Enhorabuena por el hito logrado!! Y mucho ánimo para seguir adelante.
    Un post muy profundo, muy útil para darnos un respiro y reflexionar.

  2. José

    Estimado Marc,
    Ayer sin haber leído este tu último post conversaba con un compañero del grupo lean que impulsamos y congeniamos que es un buen blog. Coincido con Fernando en que es profundo. Leyendo este tu último post entiendo el trabajo interior que haz realizado. Felicitaciones y te comprometo a seguir en la mejora continua.
    Saludos desde Perú.

  3. Marc

    Muchas gracias Fernando y Jose. Siempre lo he intuido, pero cada vez lo tengo más claro. No es lean ni BIM ni PMI. Todo esto es necesario y ayuda. Lo que marca realmente la diferencia entre empresas y proyectos son las personas, sus talentos, su energía, positividad, etc…

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén