Lean Bim Construction

El blog lean de la construcción

El consultor en la construcción

Este post va con todo el cariño a los consultores. Y yo me incluyo. Persigo un objetivo de humildad y aunque pueda parecer una cierta crítica, busco más lo contrario: la reflexión y mejora continua. Sorry por adelantado.

En general supongo que ya se han dado cuenta que ha aparecido en los últimos años una nueva figura en el sector: el CONSULTOR.

Y ahora que soy consciente en mi perfil de linkedin me defino como “Construction Industry Consultant”.

Y parece que es lo que hago, al menos en las ofertas eso pongo.

Y es curioso por que es un role con el cuál no creo mucho. A veces parece que somos los salvadores y prometemos altas productividades, reducciones de costes, etc…

Primer consejo: si eres propiedad o constructora lo primero que deberías hacer es que te demuestren esos valores que predicamos.

Y lo mismo sucede con los consultores BIM y los vendedores de software. Haz la misma pregunta y no tendremos la respuesta que un buen jefe busca.

Y si yo fuera cliente y me aportan valores yo no me los creería. Seguramente serán de proyectos en el extranjero. Por tanto no son de aplicación ni en Latinoamérica ni España.

En sector manufacturero es más fácil obtener datos por que las tareas son repetidas y todos son de tu mismo equipo (propios o externos) y hay contratos de continuidad de años.

En las obras no. Solo en los grandes proyectos puedes trabajar largo tiempo con proveedores y es posible que te los lleves después a otras obras.

Uno de los handicaps del sector en general es que no hay recopilación de datos. Aunque por suerte no se puede generalizar. Siempre hay excepciones.

¿Y si no mides cómo lo estás haciendo ahora, como vas a poder saber si las medidas que adoptas son beneficiosas?

Y no hablo del BIM, por que ya no sé que es peor si el consultor BIM o el consultor Lean.

He llegado a oír que el lean aplicado a la construcción es el trabajo en equipo y la colaboración. He tenido que morderme la lengua por respeto.

El día que alguien me presente un experto en lean construction se lo agradeceré. Yo aún lo estoy buscando y no lo encuentro. Y he leído y he escuchado a unos cuantos. Y lo mismo podría decir del BIM.

Una anécdota. En el 2011 un grupo de expertos lean ingleses del sector construcción y profesionales se fueron a visitar obras a Japón para ver como se gestionaban los proyectos allí. Y les preguntaron sobre el Toyota Production System. Los japoneses del sector construcción dijeron que eso no era de aplicación al sector. Sólo se aplicaba a la industria. Y además los ingleses se dieron cuenta que las obras las hacían con mejores procedimientos y más eficientes que en Uk. Eso sí, los ingleses volvieron a casa defendiendo las mil virtudes del lean construction. Y aún continúan con ello.

Y otra cuestión. ¿No encuentran raro que en los congresos de Lean Construction Internacionales la mayoría de ponentes y asistentes sean académicos? ¿O es que el resto del sector no tiene tiempo para ir a estos eventos?

Y eso que construcción es sector producción 100%. Y nadie negará que no hay expertos en hacer edificios y y con gestiones rentables y eficientes.

Un día un consultor con experiencia y galones me dijo que si alguien prometía una reducción de costes superior al 20%; sólo era posible por dos razones: por error o por que planteaba un modelo de negocio totalmente diferente.

Y prefiero no hablar del BIM…

Pero quiero acabar con optimismo. Si eres propiedad y necesitas un apoyo externo (útil por que te ayudará a ver los problemas desde la distancia, como un coach); el consultor ha de ser un servidor que ayude a tu gente a maximizar los beneficios de la cuenta de explotación (sea obra o empresa); es decir, a incrementar la diferencia entre ingresos y costes. El cómo ya depende más de la creatividad, ingenio del consultor y la actitud de tu gente. Y yo diría más lo segundo que lo primero.

Y no digo conocimientos ni experiencia del consultor: estamos en el Siglo XXI. Parece que hay gente que aún no se ha dado cuenta. Incluídos las escuelas de negocios. El conocimiento ya no es valor, es gratis.

Pero también hay que comentar que si de verdad el consultor te ha dado valor, remunéralo en consecuencia. Cosa que en general no hay correlación. En otros sectores están mejor valorados.

Lo realmente importante no es el conocimiento, es el uso que haces de él.

Previous

Las 5s

Next

Historia del Desarrollo de las Organizaciones (DO)

4 Comments

  1. Estupendo post, como siempre.

    Quiero aportar una reflexión personal, si me lo permites, al contenido de tu artículo de hoy:

    De mi experiencia personal puedo asegurar que las empresas necesitan colaboración externa para implantar estas nuevas formas de organización, pues su evolución no es lineal, si no disruptiva; es decir, que no se puede hacer con un becario al que le encargan que aprenda Revit, por ejemplo, y se encargue de ir modelando cosas, si no modificando gradualmente los procesos, de arriba a abajo y de abajo a arriba.

    Hay que analizar la situación de la empresa al respecto de estos asuntos: conocer sus activos de procesos de organización y factores ambientales, los objetivos finales y definir la estrategia de implantación. Y para eso se necesita un especialista.

    No es una cuestión de dar un curso de formación de cuarenta horas, si no de sentarse con el responsable de cada área implicada, hacer las preguntas adecuadas, recopilar información y procesarla en beneficio de los intereses del cliente. Eso es, para mi, un CONSULTOR. Y. como bien dices, “Lo realmente importante no es el conocimiento, es el uso que haces de él”

    Hay mucho advenedizo que cree haber encontrado un nicho de lucro en este momento de necesario cambio, mucho vendedor de humo con excelentes dotes oratorias y capacidad de convencimiento que colocan cursos a diestro y siniestro, haciendo mucho daño tanto a la disciplina como a sus clientes. Tenemos que convivir con ello sin perder nuestros principios, sin olvidar que estamos en el país de la picaresca.

    ¡Que no decaiga el ánimo!

  2. Miguel Ángel Álvarez Pérez

    Provocador Marc, ¡está muy bien!

    En esto de los Consultores de Construcción pasa como antes pasó con los Project Managers, si hay algo que se pone de moda o se le ve alguna posibilidad de hacerlo rentable, todo el mundo se apunta y por supuesto con hacer un curso o cursillo y haber visto una cuantas portadas de libros sobre el tema (abrir el libro y leerlo ya es más costoso…) inmediatamente te puedes presentar como experto e intentar que te contraten.

    Tu pones el dedo en la llaga, porque lo que diferencia a un verdadero Consultor de Construcción al que merezca la pena contratar y pagar por sus servicios es el valor que aporte a la gestión de una obra, valor medible y cuantificable, de eso hay muy poco, pero el tiempo pone a cada uno en su lugar, hay que dejar que las cosas se vayan decantando.

    A mi siempre me han sorprendido los “listos” de este país nuestro que cuando te pones a explicar una innovación te responden siempre: “Pero si esto es lo que hacemos nosotros desde hace años”…Y yo digo, si hace tantos años que hacemos bien las cosas, porque en España todas las obras se retrasan, cuestan más de lo que está presupuestado y bajan su calidad respecto a lo proyectado.

    Así que tu post es muy certero, pero yo creo que es mejor empezar a andar que luego vendrá la criba de los Consultores de Construcción que valen y los que no, que esa se la va a hacer el mercado por sí mismo, por el camino algo mejoraremos.

  3. Como siempre; post muy interesante y realista, considero que el Consultor es un maestro que combina experiencia y de conocimiento, quien debe tener la capacidad de realizar un diagnostico organizacional de la empresa que lo contrata, para poder conocer sus activos de procesos de organización y sus factores ambientales y con su planeamiento estratégico, direccionar la obra hacia su misión y visión de la empresa.

  4. Marc

    Gracias por vuestros comentarios. Pero no es fácil lo que planteamos. Y la prueba está en los países extranjeros. Haciendo un análisis de las empresas y profesionales que se dedican a la consultoría en la construcción. Son pocos y especializados muy en procesos de obra.

Leave a Reply

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén