Lean Bim Construction

El blog lean de la construcción

¿Cuánto cuesta implantar BIM y cuando recuperaré la inversión?

Responder a esta pregunta depende de si eres diseñador, constructor o propiedad. Pero vayamos por partes.

Voy a comentar los dos inputs que me han ayudado a escribir este post.

La jornada BIM que organizó el cluster Eraikune fue un éxito. Buenos ponentes y mucha discusión con el público asistente. Una de las preguntas fue:

1. ¿Cuanto sería el coste de implantar BIM en un despacho de arquitectos o ingeniería?

Se inició una larga discusión y creo que no se respondió a la pregunta exactamente. No es una respuesta sencilla. Esta claro que un importe inicial es la compra de licencias y después la formación y el tiempo de aprendizaje para adecuar tus procesos internos al BIM. Y todo esto hay que cuantificarlo.

s curvaCurba rapido aprendizaje

Las dos curvas superiores se corresponden a modelos que intentan reflejar la capacidad de aprendizaje de algo nuevo. En equipos y en BIM, la curva se parece más a la primera (S). Por tanto el coste de implantación es incierto y depende del grado de adaptación a la nueva metodología del equipo.

Pero para mi la cuestión no es ésta, es el coste de oportunidad por no adaptarlo. 

¿Cuánto vamos a dejar de ganar si no adoptamos BIM? Pensar en Nokia y su tardía adaptación a los smartphones.

El motivo de iniciarse en BIM no es por costes. Es por un servicio al cliente, al usuario final. De hecho si el promotor privado y público no lo estuviera pidiendo seguramente no habría este revuelo actual del Bim en España.

No es un problema de procesos, es una cuestión de servicio a cliente. Volvemos a lo de siempre:

¿Donde está tu focus: en el cliente o en tus procesos internos?

Y ahora lo vínculo al segundo input semanal.

2. El post de Milton Chanes en linkedin. Es bastante crítico respecto a la reducción de costes del BIM. Va dirigido a los gurús del lean. Indico varias reflexiones suyas que dan a pensar:

(Nota: 790 visualizaciones, 59 recomendaciones y 21 comentarios en 4 días.)

  • “¿de verdad me van a decir que hoy día se puede hacer un modelo BIM que llegue a tener el 85% de la información de un edificio real antes que se construya? Ustedes saben que eso no se puede, no existe.”
  • “Cuando el propio BIM, el Building Information Modeling debería ser 1 (UNO) por edificio, y resulta que se llegan a tener 2, 3, 5 modelos híbridos del mismo edificio para usar en diferentes aplicaciones”. O casos donde el arquitecto tiene su modelo y el constructor el suyo. Repetición = Despilfarro. Pero ya sabemos la razón.
  • “El mayor problema de los edificios y la construcción en general son los imprevistos. Que muchas veces, son simplemente falta de previsión, más que imprevistos”.  Aquí amigo Milton, discrepo. En mi opinión y de muchos constructores es la falta de precisión en los proyectos ejecutivos y aquí el BIM es de gran ayuda. Los constructores que ofrecen un llaves en mano su margen de riesgo no supera el 5% si el proyecto está bien realizado. Si no es así no ofertan un llaves en mano. Y trabajando en autocad. Con BIM este margen debería bajar.
  • “No me dirán ahora, que sólo por hacer BIM se hace una buena gestión, porque eso (sabemos amigos gurús del BIM que es mentira). La buena gestión, y sólo eso permite el ahorro de dinero, o mejor dicho, el ajuste real del precio de la construcción”.  Totalmente de acuerdo. Una buena gestión y unos buenos profesionales. Y no por pertenecer  a una gran constructora o una oficina de Project Management de prestigio hay garantía.
  • “Es imposible demostrar que el Bim permite ahorrar un 20% en costes”. Es cierto, nunca hay dos proyectos iguales ni dos equipos iguales. En todo caso parecidos.

Concluyendo, ¿si el BIM no conlleva una reducción de costes a pesar de lo que digan las guías de Mc-Graw Hill, cómo vamos a recuperar la inversión inicial?  La discusión lo dejaré para el próximo post…

Primer Principio Toyota según libro Liker: “Toma decisiones basadas en el largo plazo, incluso a expensas de los objetivos económicos a corto”.

Previous

Amazon Way & Toyota Way

Next

¿Por qué Lean y Bim tienen que ir juntos en los proyectos?

9 Comments

  1. JOSE LUIS ISLA

    Saludos Marc, aunque estoy en un paìs en el que el primer curso de formación en BIM se llevó a cabo en agosto de este año y aunque es una herramienta desconocida a niveles de ingeniería y arquitectura, la crisis actual nos esta enrumbando a la aplicaciòn de nuevas tecnologías y herramientas.
    A mi manera de ver, el establecimiento del costo y retornos de inversión solo puede establecerse de manera comparativa contra el modelo tradicional fast track o como yo lo llamo “construcción por intuición”, esto se debe a que a nivel de Proyecto el empleo de BIM disminuye el tiempo rediseño entre otras cosas por la detecciòn de colisiones en las instalaciones (solo por citar un ejemplo), a nivel constructivo es de practica comùn conseguir las incongruencias en el diseño que solo nos generan retrasos y costos asociados a las demoras, lo que intento decir es que el verdadero retorno de inversiòn de la herramienta no lo veo como un ingreso tangible sino como una disminuciòn en término de tiempo y costos.

  2. CAA

    Suscribo todo lo que has comentado.
    Respecto al coste de la implantación, todo lo que no sean el coste de las licencias me parece artificioso. No recuerdo a nadie que hiciera este tipo de comentarios cuando se paso de la deliberación manual a la deliberación digital de los programas de CAD, ni de MS Dos a Windows y de éste a Windows XP, por poner algún ejemplo. Si tienes capacidad económica, con cursos adecuados en duración lo consigues. Si careces de ella, será tiempo, pero dentro de unos años, aquel que no sea capaz de trabajar de este modo lo tendrá crudo.
    Lo del coste de oportunidad es evidente. Ofrezco modelado, formación e implementación y, generalmente, todos dicen lo mismo, es fantástico pero no tengo trabajo o edificios que construir o … Precisamente por eso, deberían aprovechar estos momentos de mejor carga de trabajo para conseguir la adecuada formación y ser capaces de implementar la metodología BIM y estar preparados para cuando sea imprescindible. Mi capacidad empresarial como arquitecto sé que no es muy buena pero la de las empresas creo que, a veces, es mucho peor.

    Iba a comentar la jornada de la FLC en Navarra pero veo que está el link, a mi derecha.

    Salu2

  3. Hola Marc.

    Efectivamente introducir BIM hoy tiene más que ver con el servicio al cliente que con los costes que supone su implantación o los que teóricamente podrían ahorrarse trabajando con BIM, en lo que no estoy de acuerdo es en que estemos en el momento adecuado para hablar de cuánto cuesta implantar BIM.

    No acabo de entender las comparaciones que se hacen con la transición del papel al CAD o de la calculadora a la hoja de cálculo, porque esto va mucho más allá. Aquellas eran y son herramientas que en teoría facilitaban el trabajo individual, de cada oficina técnica. Cualquier PYME o autónomo puede trabajar el solo con AutoCad o Excel, por ejemplo, y sacarles bastante partido, pero el verdadero potencial de BIM, sobre todo en las fases de diseño y ejecución, está en posibilidad de mejora del trabajo de un equipo de proyecto formado, no solo por proyectistas, sino además por la propiedad o sus representantes bajo la figura de gestores de proyecto, la empresa constructora y los principales industriales que deban participar.

    En mi opinión la implantación de BIM no es una opción, es algo imprescindible, ahora bien, considero que podemos llegar a una integración por dos caminos; el primero de forma voluntaria y más o menos controlada, generando equipos de proyecto integrados que sean capaces de trabajar en entornos IPD o similares. Estos equipos pueden trabajar en CAD y compartir información de forma más rudimentaria, pero el verdadero potencial de BIM pronto resultará evidente y no será necesario hablar de su coste de implantación.

    El segundo de manera más forzada y seguramente dejando a mucha gente por el camino; los nuevos agentes que aportan el capital al mercado inmobiliario ya no admiten incertidumbres en costes y plazos, entre otras cosas porque el componente especulativo que permitía subir los precios y compensar las faltas de previsión ya no existe y las operaciones deben estar bien cimentadas. Al igual que tu discrepo del artículo de Milton sobre los imprevistos. Estos agentes, en muchos casos son extranjeros, están habituados a trabajar en entornos IPD o similares y a aplicar BIM, por lo que si no nos adaptamos traerán a sus propios equipos de diseño y construcción. Es lo que tiene la globalización.

    No digo que no debamos empezar a trabajar con BIM todo lo contrario, pero creo que es más importante cambiar el entorno de desconfianza general en que nos movemos y aprender a trabajar en marcos colaborativos, a partir de ahí veremos BIM como una tecnología fiable que realmente aportará valor.

    Me he enrollado mucho, lo siento.

    Un abrazo.

  4. Estoy totalmente de acuerdo contigo Marc. Lo que me parece aberrante del post de Milton Chanes que mencionas, es que de su lectura parece que se deriva una opción: Seguir con CAD a pasarse a BIM, para pasar luego a comentar los defectos de este último. Y es que yo niego la mayor: BIM no es una opción, es una necesidad y además inmediata.
    Sería como si cuando aparecieron los automóviles alguien se planteara como opción seguir viajando en coche de caballos…
    Lo que pasa es que en España en estos momentos de crisis, en los que hay tan poco trabajo, es verdad que reciclarnos a esta metodología se nos hace cuesta arriba, porque si difícilmente tenemos dinero para mantenernos imagínate para dar este salto tecnológico: Formación + Programas + Equipos.
    Pues cada uno lo irá haciendo como pueda, a lo mejor el Gobierno podría ayudar algo, puesto que es un asunto para mí estratégico, pero que nadie dude de que quien no de el salto de una manera u otra, como tu bien dices, se va a quedar fuera del mercado en poco tiempo.

  5. Marc

    Gracias por vuestros comentarios. Si quieres sacarle el máximo partido al bim y por tanto recuperar antes la inversión deberíamos colaborar. Ir haciendo proyectos gestionados con BIM y cada uno con su modelo no es eficiente. Quizás pedir IPD es un paso muy grande para según que cliente. Un Design Bid Build y que la constructora participe en la fase final de redacción del proyecto ejecutivo es una buena solución para empezar, no la más optima, pero mucho mejor que la práctica habitual.

  6. Tuve la oportunidad, durante dos años y pico, allá por 1990, de formar en AutoCAD a los profesionales de multitud de oficinas técnicas, especialmente en Dragados, y de prepararles la transición del tablero de dibujo a AutoCAD. Iba de la mano de Autodesk. En aquel momento, tuve que escuchar toda clase de argumentos para seguir con el tablero, especialmente por las personas de más edad, empleados, cuando no directamente alguno incluso expresaba su opinión leyendo el periódico durante mis clases. Otros, los más, seguían interesados el temario propuesto, y lo más interesante, me planteaban toda clase cuestiones acerca de cómo enfocar su trabajo cotidiano ante aquella nueva herramienta que era el CAD. Los que decían que el CAD iba a ser sólo una forma de gastar más dinero en hacer lo mismo, no sé dónde estarán, supongo que con la cabeza bajo tierra cual avestruces.

    Varios lustros después asisto con estupefacción a cómo España se va quedando a la cola en relación a países anglófonos, francófonos y del Golfo Pérsico en la implantación de un nuevo modelo que, como si se tratara de aquella lucha relatada al principio de esta charla, ha llegado para quedarse. Parace que algunas de las grandes están tomando cartas en el asunto, a su manera, pero la implantación del modelo en estudios de tamaño medio y pequeño es aún una quimera. Precisamente por un efecto circular: si hay poco trabajo, hay poco dinero para aprovechar la poca carga para reciclar personal y método e ir probando con proyectos pequeños “qué es esto del BIM”. Y en el caso en que haya carga, y quizá dinero, no será el momento de reciclarse en nada, porque no hay ni tiempo ni necesidad.

    Pero quizá la necesidad venga dada por un “a la fuerza ahorcan”: en el momento que las administraciones exijan que los proyectos tengan un modelo BIM. Sobre todo en su fase de ejecución. Parece que algo se está moviendo en la administración.

    Y de cualquiera de las maneras, mientras no se entienda que el modelo BIM no es un modelo virtual del edificio “solamente”, del que sacar planos de arquitectura, vistas 3D, tablas de superficies, etc., si no que ha de estar compuesto por (en términos Revit) familias íntimamente relacionadas con fabricantes, no sólo a nivel gráfico, que es lo fácil, si no con variables que aporten información real para cálculos de estructura e instalaciones, el modelo BIM quedará cojo. Y es ahí donde el panorama desde un punto de vista nacional es relativamente desolador, con pocos, a mi juicio, fabricantes que tengan su catálogo completo en formato BIM, cualquiera que sea su sabor (Revit, Allplan, ArchiCAD, Vectorworks o Digital Project). ¿Cuántas semanas deberá emplear pues un estudio en tener un nutrido grupo de familias “inteligentes” de uso cotidiano y de verdad relacionadas a todos los niveles con productos que se pueden encontrar en el mercado?

  7. Hola a todos,

    Hoy no he tenido un buen día y cual frustrado emprendedor me he puesto a buscar en google algún santo grial que me diga porque me he metido en todo esto.

    Llevo un año trabajando como freelance fusionando Topografía e Ingeniería Civil en proyectos de urbanizaciones, calles, carreteras, colectores, saneamiento, etc… Entregando proyectos realizados en BIM con una calidad y definición que ralla la excelencia, no obstante no lo denomino entorno BIM por que mis clientes no participan, no quieren aprender, no quieren líos.

    Hay varios problemas con los que me he encontrado por el camino, los cuales no tienen buena solución y paso a comentar. En esencia estos problemas para mí se basan en los costes de trabajar en BIM y los precios de la hora de ingeniería que están por los suelos.

    Con el volumen de trabajo actual y bajas que superan el 50%, hace que el precio hora de ingeniería se quede sobre los 25€. Esto es, cuando logro que me paguen correctamente un proyecto ya que hay muchos en los cuales no puedo llegar ni a los 10€. No sé vosotros, pero a mí realmente me entra depresión cada vez que llevo el coche al taller a cambiar el aceite y me pasan por la hora de mano de obra 55€. (Por cierto, en el precio hora de ingeniería va la oficina, el coche, ordenador, estación total, gps de alta precisión, software, formación, autónomos, etc… ¡Sí!, pierdo dinero, pero sino trabajo pierdo mas, por lo menos intento cubrir costes)

    En cuanto al software, que evidentemente es super necesario dentro de un entorno BIM, que os voy a contar. Los precios son caros, por lo menos para los usuarios de España, ya que si haces BIM es muy complicada su amortización. Tu entregas planos y mediciones, ya esta, nada mas.

    La administración no sabe usar el software BIM y el 95% de los técnicos que ha oído hablar del BIM no están por la labor de aprender a usarlo. Por tanto no ven la diferencia, eso sí les gusta ver los modelos 3D pero no quieren complicaciones y si acaso te piden que les pases alguna imagen para tirarse el moco con sus compañeros, o algún vídeo. Probar a meterles el BIM en Naviswork para que lo manejen con la versión Freedom, no quieren ni pasarse dos horas de curso gratuito para aprender a manejarlo.

    Ante el problema de los posibles fallos de un proyecto que no haya sido modelizado y comprobado, la respuesta que me he encontrado en prácticamente todas las administraciones a las que he ido ha sido, “de eso ya se encarga el constructor, las obras siempre se acaban haciendo”. Yo diría el topógrafo del constructor que también suele estar asfixiado.

    Por tanto, la inversión en software BIM yo no logro amortizarla ni de lejos y eso sin contar que cada año he de pagar las subscripciones.

    La topografía, en mis años de experiencia como Jefe de Topografía, de Oficina Técnica, de Producción y Jefe de Obra en proyectos de obras civiles nunca he logrado subcontratar una topografía adecuada para mis necesidades. Por lo que en mi nuevo proyecto decidí invertir en una Estación total y un GPS GNSS. El motivo, evidentemente fue el de dar una topografía de calidad a mis proyectos, de tal modo que todos mis proyectos encajen perfectamente con la realidad y puedan ser iniciados al día siguiente al de su adjudicación.

    Problema, los clientes para abaratar el trabajo me piden que no haga la topografía y que use la cartografía existente. No obstante, a ningún buen constructor se le ocurre hoy en día iniciar un proyecto sin realizar la topografía y encajar bien la obra. Esto me hace tener que realizar la topografía gratis, ya que apuesto por la excelencia en mis proyectos y como todos sabemos, si en un proyecto metes mierda, mierda sale.

    Respecto a la formación, es apabullante todo lo que hay que estudiar. He realizado cursos en los cuales me ha parecido tirar el dinero, incluso uno privado para mi solo que contraté en Barcelona, el cual me costo un pastón, pero quería darle un arreon a mi formación aunque terminé arrepintiéndome de dicha inversión. Finalmente, para formarme adecuadamente he tenido que tirar de bibliografía anglosajona y muchas horas de prueba y error. También he ido a multitud de jornadas, cumbres, etc… pero el 90% de las ponencias generalmente suelen estar bastante vacías de contenido útil realmente. Digamos que aprovecho un 5% que me llevo como ideas. Por cierto, Marc la que diste en el cluster Eraikune me encanto y cogí alguna idea.

    Ante este panorama os preguntaréis por que me metí en este follón. Sinceramente, pensaba que se valorarían los proyectos bien hechos y realmente la palmadita en la espalda te la dan, pero eso no da de comer.

    Actualmente me he currado para una licitación un modelo 3D impresionante para una licitación de 125Millones de euros y aunque parezca mentira, con suerte, dentro de 90 días me pagarán únicamente 600€ por unas 60h de trabajo. Detrás del proyecto están dos constructoras y una ingeniería grandes, me pregunto que sino tienen dinero para pagar mi trabajo, como lo harán para pagar la obra si al final se la adjudican. Bueno, el trabajo lo hice más que nada como inversión para que conocieran mi trabajo ambas constructoras, pero esta es la realidad que me suelo encontrar, o pasas por el aro o no haces el trabajo.

    Bueno Marc, ya siento la llorera que me he pagado y que no he sido nada técnico, pero esa es mi realidad diaria desde hace un año y me apetecía compartirla. Si te tendría que hacer una gráfica de la recuperación de la inversión entiendo que sería similar a la de un coma, te da justo para pagar los prestamos, las necesidades mínimas y ya esta, pero hoy por hoy un autónomo no creo que se vaya a encumbrar con el BIM. Este invierno, trabajando un montón, no he logrado sacar suficiente dinero para que la temperatura de casa este por encima de los 15º, menos mal que el invierno ya ha terminado.

    Un saludo a todos y animo al que se meta con el BIM…

  8. Marc

    Gracias Ricardo sobretodo por tu sinceridad y valentía. Hay que ser muy valiente y tener mucha confianza en uno mismo para expresar lo que has dicho. Yo te comprendo perfectamente desde otra perspectiva y ámbito de negocio. Pero responder a esto no es fácil.

    Lo realmente importante es conocer los ahorros económicos que producirá tu servicio a tu cliente. Es donde debes dedicar más tiempo. Cuando tengas estos datos negociar con él a corto-medio plazo en base a estos números.

    Es lo que se me ocurre ahora. Investigo un poco y te comento.

    Un abrazo Ricardo y no pierdas la moral nunca.

  9. Hola Marc,

    Ayer me tome el día libre para despejar los nubarrones del viernes, pero paso a responderte.

    Uno de los problemas con los que me estoy encontrando, está relacionado con la mala publicidad que se está haciendo sobre que un proyecto realizado en BIM es más barato. Cuando desde mi punto de vista la fase de proyecto es muchísimo más cara y necesita más horas de trabajo, si se quiere realizar un buen proyecto.

    Donde habría que incidir desde mi punto de vista es en el control del proyecto en todas sus fases y no en el abaratamiento. Ya que realmente, al hacer un proyecto en BIM no se abaratan costes, lo que se consigue es controlar muy bien las definiciones de proyecto, la información, los plazos y los costes.

    Dicho esto, mi experiencia me indica que la realización del proyecto debe de ser más detallada. Quiero decir, por ejemplo, para introducir los servicios de una calle no vale el método tradicional de dibujar unos ejes y unas secciones tipo. Con BIM hay que diseñar los ejes, las rasantes y los diferentes objetos, de tal modo que la sección tipo ocupa una posición meramente informativa que no vale para todo.
    Con esto, a lo que voy es que cuando giro la rueda del ratón y paso a un entorno 3D todo tiene que estar perfectamente encajado, porque si no el cliente va a detectar los errores al momento. Por tanto, conseguir que todos los elementos de un proyecto estén coordinados lleva mucho tiempo y trabajo, sin contar con las herramientas necesarias para conseguirlo.

    El resultado de un proyecto bien realizado bajo un entorno BIM, nos va a permitir adelantarnos a los problemas que nos vayan a surgir durante la fase de ejecución. Por tanto, las mediciones calculadas en la fase de proyecto deberían coincidir con las mediciones de fin de obra.

    Cualquier variable que no hubiera sido tenida en cuenta en la fase de proyecto, deberá ser tratada durante la fase de ejecución dentro del mismo modelo BIM llevando un modelo As Build en tiempo real según la obra va avanzando.

    Como conclusión, la publicidad realizada hasta ahora sobre el abaratamiento de los costes de un proyecto realizado en BIM es mal interpretada por nuestros clientes principales. Los cuales, la mayoría solo han oído algunas campanadas y lo que esperan es que la fase de proyecto sea más económica y que el resto por ende este más controlada.

    La fase de construcción no preocupa tanto a las administraciones públicas, porque sacarán un presupuesto a concurso que recibirá bajas superiores al 30% por parte de las constructoras. Una vez se inicie el proyecto, el técnico de turno peleará por no pasarse del presupuesto, si la constructora se pasa del presupuesto pedirá una liquidación que hoy en día no se la darán con la típica respuesta de que no hay mas dinero.

    Por tanto, la fase de construcción costará exactamente lo que se haya ofertado en la licitación y el cliente no verá ningún abaratamiento en dicha fase.

    Lo que es la fase de conservación a nuestro cliente tampoco les suele importar en exceso, ya que dicha fase la lleva otro departamento o técnico y tiene unos años de garantía que varían dependiendo la administración para la que se trabaje.

    Solución, realizar mejores proyectos que la competencia introduciendo el BIM como valor añadido, pero sin perder de vista toda la documentación solicitada actualmente. Mi idea es introducir en mis pliegos la obligatoriedad de usar el BIM durante la fase de construcción, de tal modo que la administración pueda ver las ventajas de forma directa. Y esperar a que surja el cambio en el cual empiecen a exigir que los proyectos estén realizado bajo un entorno de trabajo BIM. En ese momento estoy convencido que podré subir precio ya que la competencia tendrá que ponerse al día y esto no es un cambio que se pueda hacer en dos días.

    No obstante, ese momento todavía lo veo muy lejos.

    Un saludo a todos.

Leave a Reply

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén